Marzo 2020 | 41-1

Una salida verde para la crisis

El sector agroindustrial frente al Covid -19

En diciembre de 2019, el mundo que conocíamos cambió. La Organización Mundial de la Salud (OMS) declaró al coronavirus SARS-CoV-2 responsable de la enfermedad Covid-19 y de una pandemia omnipresente en el planeta. Con mucho esfuerzo, los seres humanos vamos aceptando que el mundo no será nunca más el mismo, pero quizás seguirá siendo bastante parecido. Además de nuestra supervivencia, lo que está en disputa en este momento es en qué planeta viviremos y qué humanos seremos después de la pandemia.

Frente a esta situación global, el objetivo primordial en nuestro país fue el de preservar la salud de las personas y mantener las actividades productivas prioritarias funcionando en un contexto de virtual paralización de la actividad económica. Desde Avance nos hemos propuesto conocer, en el marco de un fenómeno que aún se encuentra en desarrollo y que puso al país en un Aislamiento Social Preventivo y Obligatorio (ASPO), cómo los sectores público y privado aunaron y aúnan esfuerzos para garantizar que el complejo agroindustrial siga generando alimentos, energía y fuentes de trabajo, sosteniendo el desarrollo económico y social de un país en estas aciagas horas.

Por eso consultamos al Ing. Juan Luis Fernández, ministro de la Producción de la Provincia de Tucumán, quien enumera las tareas que se desarrollan desde su cartera para afrontar este particular momento. Por su parte, el Dr. Daniel Ploper, Director Técnico de la EEAOC, hace lo propio con las acciones que se llevaron a cabo desde esa institución para sostener los servicios a la agroindustria y los programas de investigación y desarrollo tecnológico que se desarrollan en su seno.

Completan este panorama las opiniones del Sr. Sebastián Murga, presidente de Sociedad Rural de Tucumán, el Ing. Roberto Sánchez Loria, Presidente de la Asociación Tucumana del Citrus (ATC), y el Ing. Alejandro Poviña, Gerente del Complejo Azucarero Concepción,  quienes comparten la visión de enfocarse en lo que vendrá, con una mirada a largo plazo, procurando encontrar las oportunidades que puedan presentarse en estos nuevos escenarios, y tratando de minimizar los impactos negativos tanto en las actividades productivas como en los trabajadores, empresarios y productores  que las integran.

 

El panorama es negro… pero la salida es verde

Ing. Juan Luis Fernández
Ministro de la Producción de la Provincia de Tucumán

Las medidas de confinamiento social obligatorio, como resultado de la pandemia de Covid 19, dieron un forzado impulso al trabajo a distancia. Todo lo diseñado con anterioridad a esta inesperada situación tuvo que ser modificado de manera repentina y nos llevó a implementar nuevas estrategias que nos permitieran trabajar, en gran medida, desde nuestros hogares. El ambiente laboral en el sector público y privado se vio, en este aspecto, revolucionado. El Ministerio de Desarrollo Productivo siguió trabajando con una importante dotación de su personal jerárquico, técnico y administrativo utilizando la tecnología disponible para trabajar bajo esa modalidad.

Era impensado dejar de funcionar en momentos de crisis sanitaria si los sectores productivos de la provincia debían seguir su marcha. El campo y la industria, que son en definitiva nuestro público objetivo, nos demandó respuestas rápidas y efectivas ante la emergencia. El campo y la agroindustria no se detuvieron, porque de su dinamismo y continuidad depende el abastecimiento de alimentos para el resto de la sociedad.

Hemos acompañado además a la agroindustria y a las Pymes, porque estamos convencidos de que la pandemia del coronavirus no es solo una crisis sanitaria, sino también una crisis social y económica.

Tratamos dentro de nuestras posibilidades, considerando las limitaciones impuestas, de dar una respuesta teniendo en cuenta esos tres factores, y coordinando esas respuestas con los otros ministerios del Poder Ejecutivo.

Hemos visto y seguimos observando que empresas de todos los tamaños cesan sus operaciones y reducen las horas de trabajo de su personal.

Por estos motivos, el estado nacional y provincial han tomado importantes y oportunas medidas de índole económica que permiten minimizar la pérdida de puestos de trabajo y garantizar la continuidad de las empresas, convencidos de que las decisiones que hoy se adopten determinarán la salud de nuestra sociedad y nuestra dimensión económica en los próximos años.

 

Acciones del Ministerio de Desarrollo Productivo

En el contexto actual, las actividades relacionadas con las funciones propias del Ministerio de Desarrollo Productivo se encuentran entre las actividades exceptuadas de la cuarentena obligatoria en relación con el coronavirus COVID-19 (Decreto N° 260/20), por tratarse de actividades vinculadas con la producción, distribución y comercialización agropecuaria y de pesca (art 6. Inc. 13).

No obstante, nuestro ministerio recibió durante estos 40 días de aislamiento social obligatorio numerosos requerimientos por parte del sector productivo, que pudimos ir resolviendo a través del trabajo coordinado de toda su estructura organizativa.

Las distintas gestiones que se requerían a nivel nacional también siguieron, no sin dificultades, el ritmo que nos imponen las circunstancias.

Una de las acciones estratégicas para nuestra provincia es, sin dudas, la relacionada a los biocombustibles, en particular el bioetanol de caña de azúcar. Nuestro país y nuestra provincia cuentan con grandes ventajas comparativas en las producciones de biomasa. En ese marco, los biocombustibles son solo uno de los biomateriales con los que el sector rural puede aportar muchísimo a la economía nacional, reemplazando importaciones de naftas y gasoil, con industrialización en origen, masificando la bioeconomía y mejorando la huella ambiental del país.

La larga experiencia brasileña demuestra, claramente, la posibilidad técnica de usarlos en más altas proporciones, e incluso puros, revalorizando la producción federal de energías y el arraigo territorial que esta industria promueve, todo esto con alta sustentabilidad ambiental y económica.

En este momento el panorama aparece oscuro, pero es el momento propicio para una recuperación “verde” en la matriz energética nacional. Esto nos permitiría redefinir costos reales, equidad social, federalismo y cuidado ambiental, muy por encima de cualquier otro sector productivo, incluyendo al permanentemente subsidiado sector petrolero en el que los precios suben en consonancia con aumentos externos, pero se desentienden de las bajas y todos los argentinos debemos costear el famoso “barril criollo” para beneficio de unos pocos. La política debe tener claro que no se trata de fósiles o renovables, sino de la combinación de ellos más conveniente al país en cuanto a energía, salud, sociedad, medio ambiente y economía, o sea, una verdadera política de estado.

Transporte de cargas: esencial y prioritario

Múltiples gestiones por parte del Ministerio de Desarrollo Productivo con intendentes y delegados comunales de nuestra provincia y de provincias vecinas permitieron regularizar el transporte de cargas, reconociéndose esta actividad como un servicio esencial, y por este motivo se encuentra exceptuado de la cuarentena para de esta manera poder abastecer los centros poblados de alimentos e insumos de primera necesidad.

Tabaco: protocolos sanitarios para la apertura del sector

La actividad tabacalera es un importante motor de la economía del sur de la provincia, concentrándose principalmente en los departamentos de La Cocha, Juan Bautista Alberdi, Graneros y Río Chico.

Este sector está atravesando una crisis sin precedentes como resultado de la parálisis en la que hoy se encuentra la industria manufacturera de cigarrillos.

Es una importante generadora de ingresos tributarios para el estado nacional como también para la generación de los recursos del Fondo Especial de Tabaco (FET), recursos que son distribuidos en las siete provincias tabacaleras con un altísimo impacto social en las regiones NOA y NEA.

Desde el Ministerio de Desarrollo Productivo y en coordinación con los ministerios de las provincias de Jujuy, Salta y Catamarca se elevaron notas a los ministros nacionales Luis Basterra (Agricultura y Ganadería) y Matías Kulfas (Desarrollo Productivo) solicitando la apertura de la industria manufacturera,situación que pareciera estar en vías de regularización.

Desde la Dirección de Agricultura, dependiente de la Secretaría de Desarrollo Productivo, se elaboró un protocolo sanitario obligatorio para el sector que permitiese la apertura de los acopios y el cuidado de la salud de todos los trabajadores, prestadores de servicios, compradores y vendedores, así como de toda persona vinculada a la producción y comercialización de tabaco. Estas medidas guardan estrecha relación con lo que se va definiendo desde el gobierno nacional y provincial.

Citrus: cuidando a los trabajadores y a la producción

El consumo de limón, a pesar de la crisis, está creciendo a nivel mundial principalmente porque su alto contenido en vitamina C es asociado a beneficios en el sistema inmunológico.

Para esta campaña se espera una producción de aproximadamente 1.4 millones de toneladas, lo que significaría una merma cercana al 25% respecto a los resultados obtenidos durante el año 2019.

Las empresas están trabajando a un ritmo inferior a su capacidad industrial debido a la aplicación de estrictos protocolos sanitarios. Sin embargo, las buenas condiciones ambientales desde la segunda quincena de marzo, momento de inicio de la cosecha, permitieron avanzar a todo ritmo con la cosecha y la exportación de fruta fresca a los distintos mercados del mundo.

El protocolo que se aplica en quintas, empaque y transporte de cosecheros fue realizado conjuntamente por el Ministerio de Desarrollo Productivo, Ministerio de Salud, AFINOA y ACNOA, y fue tomado como modelo para la elaboración de protocolos específicos por las demás actividades agropecuarias.

 

Sector lechero: productores e industria

La actividad lechera se encuentra representada por la Mesa de Lechería Provincial, creada en el año 2008, de la que participan productores e industriales, el Ministerio de Desarrollo Productivo a través de la Dirección de Ganadería, el INTA, la Facultad de Agronomía y Zootecnia, la Secretaria de Agricultura Familiar, el CERELA, la Municipalidad de Trancas y el INTI.

En estos momentos de crisis sanitaria la Mesa cumple un rol destacado, ya que la interacción interinstitucional permite definir con más precisión las acciones que necesita la actividad para el normal funcionamiento y desarrollo.

Los problemas que enfrenta el sector son diferentes en función de la escala del productor tambero.

En el caso de los productores más pequeños que destinan toda su producción a la elaboración artesanal de quesos y quesillos, encuentran un mercado que se caracteriza por una escasa o nula demanda. La principal causa es la ausencia de movimiento turístico en el territorio, con la consiguiente caída de las ventas.

También tienen un deficiente acceso a la tecnología digital, dificultándose la realización de los trámites on line.

Algunos de los problemas que se presentaron en este estrato de productores fueron: i) el faltante de algunos insumos como ser el abastecimiento de gluten, ii) el importante aumento del precio del maíz, iii) la reparación de equipos y maquinaria se torna dificultosa por el cierre de los talleres mecánicos y iv) también han tenido inconvenientes en la realización de sus operaciones bancarias.

Por otro lado, los productores y la industria están trabajando con relativa normalidad, aplicando todas las medidas de seguridad sanitaria al momento de ingreso al establecimiento, desinfecciones en los tambos, higiene personal, rotación de trabajadores, uso de barbijos, higiene de calzado y otros.

Industria frigorífica: manual de buenas prácticas en tiempos de pandemia

Durante estos 40 días de cuarentena la industria frigorífica no se vio afectada en el ingreso de animales a faena y en la demanda del mercado local.

La Dirección de Ganadería de Tucumán se encuentra en permanente contacto con las autoridades del SENASA local y nacional, trabajando articuladamente para darles respuesta a las necesidades de este importante sector.

Los técnicos veterinarios de la Dirección de Ganadería definieron un régimen de guardias veterinarias para resolver la renovación sanitaria de los vehículos que transportan carne, las nuevas habilitaciones, los decomisos y la inutilización de los mismos.

Desde ese organismo, además,  se elaboró un manual de Buenas Prácticas de Faena en tiempos de pandemia que hace hincapié en dos pilares fundamentales: sanidad e higiene. La implementación de este manual en la industria ayudará a minimizar el riesgo de contagio entre el personal.

PyMEs: acompañar al sector

La actual cuarentena prolongada eleva a nuevos niveles los desafíos que las PyMEs, cámaras empresariales y organismos estatales deben afrontar para sostener la matriz productiva local y mantener los puestos de trabajo.

Desde Secretaría de MiPyme y Empleo, dependiente del Ministerio de Desarrollo Productivo de la provincia, estamos brindando asesoramiento digital y a distancia, como así también asistencia técnica en  líneas de créditos, subsidios y programas, ya sean nacionales o provinciales, públicos o privados.

Este nuevo contexto contempla una reinversión de los modelos de negocios, y nuestro Ministerio comprende esta nueva realidad. Por esto es que, en conjunto con organismo nacionales como el INTI, estamos desarrollando nuevos métodos de asistencia técnica en mejora continua a través de programas de formación a distancia.

Además, y contemplando en futuro próximo, nuestro ministerio está desarrollando programas provinciales acordes a las nuevas necesidades. Es el caso del Programa Provincial de Fomento al Comercio Electrónico, que estamos desarrollando en conjunto con el equipo provincial referente de la Cámara Argentina de Comercio Electrónico.

Por último, contamos con el Observatorio de Empleo Producción y Empresa, que se encarga de relevar y gestionar la información relevante que sume valor a las PyMEs, para luego transmitirla en informes públicos que sumen valor al proceso de decisión gerencial de las empresas.

Funcionamiento de la EEAOC durante la pandemia de Covid-19

Dr. L. Daniel  Ploper
Director Técnico Estación Expermiental Agroindustrial Obispo Colombres (EEAOC).

Las actuales circunstancias de la pandemia de Covid-19, en las que se ha impuesto un aislamiento social preventivo y obligatorio, han alterado el normal funcionamiento de la EEAOC. El H. Directorio de la institución se adhirió a lo resuelto por el Gobierno Provincial en lo referente a dicho aislamiento, pero al mismo tiempo dispuso que funcionen los servicios requeridos por la actividad agroindustrial, para llevar adelante sus tareas vinculadas a la producción, comercialización y exportación. Si bien en algunos casos con modalidades diferentes, se continuaron prestando servicios externos en los laboratorios de química, ingeniería, semillas, suelos, fitopatología, zoología agrícola y sensores remotos. Asimismo, se siguieron brindando datos climáticos en el sitio web de la institución y difundiendo informes fitosanitarios y económicos de los cultivos por las redes sociales y otros medios digitales.

También el Directorio dispuso el funcionamiento de guardias permanentes destinadas a la atención impostergable de aquellas tareas técnicas y administrativas de importancia clave para las actividades de investigación y desarrollo tecnológico de los distintos programas de la EEAOC (tales como mantenimiento y cosecha de ensayos, riego de plantas en invernaderos, crías de insectos, mantenimiento de material in vitro, etc.). A esto se agrega el teletrabajo que siguen prestando el resto de los profesionales de la institución.

De acuerdo a lo establecido por el Directorio, para llevar adelante las tareas presenciales se requirió previamente el asentimiento del personal afectado a las mismas. Asimismo, se instruyó especialmente a los responsables que en todos los casos las personas involucradas deberán contemplar todas las recomendaciones tendientes a evitar el contagio y la dispersión del agente causal de la enfermedad Covid-19, como ser: aseo frecuente de manos y cara con agua y jabón, uso de alcohol en gel, uso de barbijo, evitar la interacción con otras personas, circular como máximo dos personas por camioneta, emplear protocolo para recepción de muestras desinfectando los envases de estas, y procurar que en los laboratorios esté presente el menor número de personas, entre otras.

El objetivo de mantener activa la EEAOC en las actuales circunstancias es, por un lado, seguir apoyando a la agroindustria local y regional, como desde hace más de 110 años, especialmente considerando que la institución es prestadora de servicios relevantes para el sector. Por el otro lado, es clave mantener en funcionamiento, aunque sea mínimamente, los programas de investigación y desarrollo tecnológico en los cuales se han invertido años de trabajo y recursos.

Indudablemente que esta pandemia nos obligará a adoptar nuevas modalidades de funcionamiento dentro y fuera de la institución. En este sentido, la EEAOC ha mostrado, a lo largo de su rica historia, una vocación constante de adaptarse a diferentes circunstancias y cambios. Así ha logrado perseverar para seguir cumpliendo su mandato fundacional aun en tiempos turbulentos.

“Los alimentos ambientalmente sustentables van a tener un protagonismo importante”

Sebastián Murga
Presidente de Sociedad Rural de Tucumán

Desde la Sociedad Rural abordamos esta pandemia, que se presenta a toda la humanidad y a la que no somos ajenos, con la mayor responsabilidad. En primer lugar, cumpliendo los protocolos sanitarios establecidos, cuidado a los trabajadores y productores de las distintas actividades agrícolas (caña, limón, granos, tambos), para que estas se puedan seguir desarrollando sus labores de la manera más eficiente, como así también a los pueblos donde se emplazan esas actividades.

Entendiendo que no se volverá a trabajar, no sabemos por cuánto tiempo, de la misma manera, y que el mundo será más exigente, nosotros deberemos ser más eficientes.

En este contexto, los alimentos ambientalmente sustentables van a tener un protagonismo importante, ya que las exigencias de los mercados internacionales serán mayores por el miedo, el temor, la incertidumbre de cómo se contagia la enfermedad y qué otras enfermedades podrán venir. Tucumán produce muy bien y los productores son muy responsables a la hora de producir, pero a esto deberemos agregar la trazabilidad del producto que sale de tu campo hasta que llega a los mercados y /o mesas de todo el mundo.

“Todo indicaría que en el futuro algunas formas de trabajo van a cambiar”

Roberto Sánchez Loria
Presidente de la Asociación Tucumana del Citrus (ATC)

El comienzo del Aislamiento Social Preventivo y Obligatorio, allá por el mes de marzo, coincidió con el inició de cosecha de temporada de exportación de limones en Tucumán. Claramente fue una sorpresa. Esto no había ocurrió nunca antes. Si bien nuestra actividad estaba exceptuada de las restricciones de la cuarentena, aun así, debía llevarse adelante con un protocolo de prevención y seguridad para poder ejecutar la cosecha cuidando a todos los implicados.

Estos protocolos de seguridad fueron consensuados por los distintos actores de la actividad,  es decir empresarios, gremios de trabajadores que participan en las labores, y determinadas áreas del el Gobierno de la Provincia. Se desarrollaron así protocolos de prevención y seguridad para las tareas de campo, otros protocolos para el sector de empaques y finalmente protocolos para el proceso industrial de derivados del limón, que resultaron ser muy eficientes.

Creo que mirar a futuro en medio de esta pandemia es bastante difícil. Lo que sí está claro es que cuando se supere o se pueda resolver esta pandemia, probablemente se producirán notables cambios. Todo indicaría que en el futuro algunas formas de trabajo van a cambiar. Creo que la conectividad a través de los sistemas digitales será mucho más intensa, igual que el trabajo a distancia.

Nuestra actividad va formar parte de esto. Probablemente algunas partes de nuestros procesos puedan ser gestionadas a distancia. Pero algunas ramas no van a poder hacerlo, porque se necesita la concurrencia y la presencia de la gente.

 

“Mantener la actividad en Marcha”

Alejandro Poviña
Gerente Complejo Azucarero Concepción

El desafío fundamental es mantener la actividad en marcha con medidas de prevención y cuidados solicitados por el estado, y acceso a financiación a tasas razonables, acorde a la situación. Esta pandemia originó problemas de demanda de los productos del sector, lo que afectó al funcionamiento de las empresas.  Mantener las empresas en marcha en la pandemia constituye un gran desafío en sí mismo

Articulos relacionados