Diciembre 2020 | 41-4

Crónica de los primeros 30 años de la Facultad de Agronomía y Zootecnia

Un fascículo publicado en 1977 repasa cómo se gestó la creación de esta facultad y encadena los hechos salientes de las primeras décadas de vida.


La creación de una institución abocada a la formación de expertos en agronomía estuvo largo tiempo abonada por la necesidad de que hubiera en Tucumán profesionales superiores universitarios formados de acuerdo a las necesidades y expectativas de la región, y que aplicaran conocimientos de los que carecían los agrónomos hasta entonces formados en otros lugares del país, como Buenos Aires y La Plata.

Así se lee en un cuadernillo de 24 páginas impreso en 1977 por la Sección Publicaciones de la Facultad de Agronomía y Zootecnia de la Universidad Nacional de Tucumán, en el que repasa las tres décadas de vida de la Facultad de Agronomía y Zootecnia de la UNT (FAZ), fundada en 1947.

Al reseñar la historia precedente a la creación de la FAZ, se menciona la creación de la Quinta Normal –luego Escuela de Agricultura y Sacarotecnia, en 1870; y también el funcionamiento de la Escuela de Agricultura, Ganadería y Anexos del Zanjón (Santiago del Estero).

Los hechos que se encadenaron para dar nacimiento a la facultad fue la acción “más o menos espontánea de una comisión de técnicos, estudiantes y padres de estudiantes que efectuaron un planteo sobre el particular al Rectorado de la UNT. Así, por Resolución del 15 de diciembre de 1947 –número 1136-, el Rectorado dispuso la fundación de la Escuela de Agronomía, que comenzó a funcionar como ente dependiente de la Facultad de Ciencias Biológicas.

Refiere el cuadernillo –un ejemplar del cual está guardado en los anaqueles de la Biblioteca Alfredo Guzmán de la Estación Experimental en Las Talitas- que “este organismo, embrión de la futura facultad, comenzó a funcionar muy modestamente en lo que sería su primer local, un cuarto improvisado de paredes de madera aglomerada ubicado en la parte inferior de una escalera de la Facultad de Bioquímica del local central de la UNT”.

 

Refiere el cuadernillo –un ejemplar del cual está guardado en los anaqueles de la Biblioteca Alfredo Guzmán de la Estación Experimental en Las Talitas- que “este organismo, embrión de la futura facultad, comenzó a funcionar muy modestamente en lo que sería su primer local, un cuarto improvisado de paredes de madera aglomerada ubicado en la parte inferior de una escalera de la Facultad de Bioquímica del local central de la UNT”.

 

Agrega el autor del artículo –no firmado- que ese local “deberá ser considerado un permanente símbolo y recordatorio de los modestos orígenes de nuestra Facultad actual”, y añade que “por aquellos tiempos… las clases para los inscriptos en la carrera eran dictadas en distintos institutos y reparticiones” y mencionar entre ellos el Instituto de Física, la Facultad de Bioquímica, el Instituto Miguel Lillo y “otros lugares desperdigados por la Universidad”.

En 1950, la correspondiente Memoria de la UNT señala que el entonces Departamento de Agronomía de la Facultad de Ciencias Biológicas consideró un nuevo plan de estudios para la Licenciatura de Agronomía” y que dicho plan se aprobó en sesión del 28 de abril de 1950.

El 5 de noviembre de 1951, por Resolución número 1278-193-951, se crea la Facultad de Agronomía, “satisfaciendo un viejo anhelo del NOA” y tomando como base para la naciente institución “el Instituto de Investigaciones Agronómicas, la Escuela de Agricultura –de Tucumán- y la Escuela de Agricultura, Ganadería y Anexos de Santiago del Estero”.

Ese Instituto había sido creado mediante la fusión de los Institutos de Fitotecnia, Fitopatología, Bosques y Maderas y Zootecnia, y poesía cuatros sub-estaciones experimentales -en Jujuy, Catamarca y dos en Tucumán-, un Laboratorio de Citología y doce divisiones en áreas como genética, fitotecnia, enfermedades y plagas de vegetales y plantas sacaríferas, entre otras.

Se cuenta, por otra parte, que en 1952 el ex Instituto de Periodismo de Tucumán hace entrega a la nueva Facultad de “todo el primer piso del local de calle 25 de Mayo 265 –donde hoy está el Centro Cultural de la UNT- con los muebles que se encontraban allí. 

Ese local adquirió, desde entonces, una relativa importancia en la vida de la Facultad, y en él no se dictaban clases, sino que solo funcionaban secciones administrativas. El dictado, en tanto, se realizaba en distintos establecimientos, como el Instituto Técnico de la UNT, la Escuela de Agricultura, la Sala de Audiencia de la Cámara de Arrendamientos y Aparcerías Rurales, la Estación Experimental Agrícola de Tucumán (que antecedió a la Estación Experimental Agroindustrial Obispo Colombres) y la Escuela y Liceo Vocacional Sarmiento.

En 1952 se produjo el egreso del primer grupo de estudiantes de la Facultad de Agronomía, integrado por Rodolfo Clerico, Guillermo Gallo Mendoza, Víctor Hemsy, Adrián Rinaldi, Rogelio Salinas Campo y Jorge Toll.

Del edificio de 25 de Mayo al 200 la Facultad fue traslada a la Finca Horco Molle, donde se asentó en dos galpones prefabricados que habían pertenecido al Obrador del Funicular a la Ciudad Universitaria de San Javier. Por ese tiempo, había clases al aire libre “bajo una piadosa y majestuosa palmera” hoy desaparecida; largas caminatas desde la parada de ómnibus en Yerba Buena hasta el local de Horco Molle, y un ómnibus específico para el traslado de estudiantes y profesores que debía ascender una cuesta en marcha atrás, “pues si avanzaba normalmente y con pendiente en contra, no alcanzaba a llegar el combustible al motor y el vehículo se detenía”.

Con posterioridad, la Facultad es nuevamente trasladada en 1957, de manera parcial, a un local de Ayacucho 475, frente a la sede central de la UNT, donde permaneció por poco tiempo; ese mismo año, fue llevada a otro inmueble de Chacabuco 243, donde funcionaba la parte administrativa, el Decanato y la Secretaría, el Consejo Directivo, la Biblioteca y otras dependencias.

En un par de ambientes del fondo de ese local se dictaban algunas clases; y eran necesarias todavía las aulas prestadas de distintas reparticiones.

En la Memoria de 1957 se cuenta que ese año comenzaron las construcciones de diez ambientes para laboratorios, once para aulas, un salón de Biblioteca, y archivo fotográfico y cinco locales más en la Quinta Agronómica; y que en sesión del 28 de diciembre de 1960, se aprueba la transformación de la Facultad de Agronomía en Facultad de Agronomía y Zootecnica.

El artículo menciona luego sucesivas ampliaciones realizadas en la sede de la Facultad en la Quinta Agronómica, a lo largo de la década de los años 60; y explica que a raíz de la construcción en ese predio de edificios para otras facultades (Ingeniería, Ciencias Económicas y Arquitectura, entre otras), la Facultad de Agronomía perdió campos de cultivo y experimentación.

Esta situación llevó a que Agronomía pasara a ocupar nuevas instalaciones en el predio de la finca de El Manantial.

Articulos relacionados